Como una «insistencia lamentable y riesgosa» calificó el senador y vicepresidente del Senado Alfonso De Urresti el actuar de Colbún, empresa que mantiene en tramitación el proyecto de adecuaciones de la central hidroeléctrica San Pedro.

  «Estamos ante un pésimo proyecto, que tiene una cuestionada historia. Fue aprobado bajo presiones y la empresa lleva una década ingresando modificaciones y adecuaciones porque sencillamente está mal hecho, es riesgoso y está obsoleto. Esperamos que Colbún desista de este nefasto proyecto para la región de Los Ríos«, dijo De Urresti.

   El vicepresidente del Senado, explicó que «siempre he mantenido una postura crítica y de rechazo porque me merece todas las dudas. Recordemos que en octubre de 2008 fue aprobado y a los tres meses la empresa presentó modificaciones al proyecto debido a estudios avanzados geológico y geotécnicos que obligaron a cambiar la ubicación de la sala de máquina. De ahí en adelante, en 10 años, lo único seguro son las dudas de un proyecto que busca emplazarse en una zona de alto riesgo sísmico y volcánico«.

El parlamentario solicitó puedan integrarse al proyecto las opiniones de la ciudadanía y de los expertos en relación a los peligros geológicos a los que se expone su construcción.

Compartir: